logos_web.jpg

¿Qué Hacemos?

Se encuentra usted aquí

¿Qué es Asuntos Religiosos?

La temática de los Asuntos Religiosos, en el Ministerio del Interior, se encuentra organizada a través de dos Grupos Internos de Trabajo, creados administrativamente, uno de ellos al interior de la Dirección para la Democracia, la Participación Ciudadana y la Acción Comunal, y el otro al interior de la Oficina Asesora Jurídica, pero líderados, ambos, por una Coordinación General. La finalidad de ambos grupos es la de garantizar la libertad religiosa y de cultos, desde las funciones y competencias de cada dependencia, tanto misionales y de política pública, como técnico jurídicas, y conforme a la estructura orgánica prevista en el Decreto 2893 de 2011 y la Resolución 2434 del 2011.

¿Cómo Funciona?

Por una parte, el Grupo de Asuntos Religosos de la Dirección para la Democracia, la Participación Ciudadana y la Acción Comunal, tiene como funciones principales las de acompañar el diseño, elaboración e implementación de la Política Pública Integral de Libertad Religiosa y de Cultos, así como el fortalecimiento y reconocimiento del Sector Religioso como actor social desde su transversalidad vinculando la esfera educativa, cultural, de participación ciudadana y, en general, de aporte al bien común.

Por otra parte, el Grupo de Asuntos Religiosos de la Oficina Asesora Jurídica, mediante el acompañamiento de profesionales, tiene como principal función, el realizar el estudio técnico jurídico para el  reconocimiento de personerías jurídicas, registro, expedición de certificados de existencia y representación legal, y en general, proyectar, estudiar y tramitar todos los actos relacionados con el ejercicio de la libertad religiosa y de cultos, dentro del marco de sus competencias.

Funciones

De conformidad con lo dispuesto en el Decreto 2893 de 2011 y la Resolución 0317 de 2016, las funciones del Ministerio del Interior para los Asuntos Religiosos, son las siguientes:

Técnico - Jurídicas:

  • Expedir los actos administrativos que ordenen el reconocimiento y el archivo de las solicitudes de personería jurídica especial o extendida de las entidades religiosas de competencia del Ministerio. 
  • Tramitar y proyectar todos los actos relativos a garantizar la libertad de cultos y el derecho a profesar libremente una religión o credo. 
  • Expedir los actos administrativos que extiendan los efectos jurídicos de las personas jurídicas especiales reconocidas por el Ministerio, a los entes religiosos afiliados o asociados a dichas personas jurídicas y hacer las inscripciones correspondientes en el Registro Público de Entidades Religiosas. 
  • Declarar si las reformas estatutarias adoptadas por las entidades religiosas con personería jurídica especial o extendida reconocida por el Ministerio del Interior, se ajustan a las leyes 25 de 1992 y 133 de 1994 y las demás que las modifiquen o reglamenten. 
  • Llevar el Registro Público de Entidades Religiosas. 
  • Verificar e inscribir en el Registro Público de Entidades Religiosas, la designación del representante legal de las entidades religiosas con personería jurídica especial o extendida, reconocidas por el Ministerio del Interior, así como las reformas de estatutos.

Misionales:

  • Promover y establecer instancias y canales de participación para Entidades y Organizaciones del Sector Religioso, a nivel local, regional y nacional, en especial en las relacionadas con los procesos de formulación, ejecución y evaluación de políticas religiosas, sociales, comunitarias, de paz y demás temas de su interés.
  • Diseñar, formular, implementar y evaluar la política pública del fortalecimiento y reconocimiento de las Entidades y Organizaciones del Sector Religioso, y las actividades previas encaminadas a este fin, garantizando la libertad e igualdad religiosa y su aporte al bien común.
  • Acompañar las iniciativas de conformación de redes de comunicación y articulación de las Entidades y Organizaciones del Sector Religioso en el marco de la Ley 133 de 1994.
  • Diseñar y ejecutar programas y proyectos encaminados al fortalecimiento de las Entidades y Organizaciones del Sector Religioso.
  • Asesorar y acompañar las acciones de las Entidades Territoriales encaminadas al fortalecimiento y reconocimiento de las Entidades y Organizaciones del Sector Religioso y la adopción de las políticas públicas en la materia, garantizando la libertad e igualdad religiosa en términos de equidad.
  • Acompañar las actividades tendientes a garantizar la libertad religiosa, de cultos y conciencia.
  • Investigar y realizar estudios, análisis, diagnósticos, caracterizaciones y mapeos en materia de acción y participación de las Entidades y Organizaciones del Sector Religioso en el marco de la Ley 133 de 1994, en su impacto social, comunitario, religioso y participativo.
  • Crear espacios de diálogo con la comunidad internacional cooperante, y demás entidades competentes en la materia del Gobierno Nacional y los Gobiernos Territoriales, para articular acciones y objetivos, sin perjuicio del principio de autonomía propio de cada uno de los actores.