Logo Ministerio del Interior

Ciudadanos Venezolanos reciben apoyo permanente del sector religioso de Cúcuta.

Se encuentra usted aquí

Cúcuta (Norte de Santander)
06 Nov 2019

Durante la visita a la ciudad de Cúcuta, la Directora de Asuntos Religiosos del Ministerio del Interior, Lorena Ríos Cuellar, realizó un intenso recorrido por los lugares de paso a donde llegan los caminantes, ciudadanos venezolanos, quienes salen en búsqueda de un mejor futuro, y necesariamente para ello, se ven obligados a atravesar el departamento del Norte de Santander.

La odisea es grande, al día caminan entre 10 y 12 horas, las inclemencias del clima y el hambre los obligan a deternerse en cualquier lugar, pero todos siempre buscan pasar la noche en un punto reconocido por los viajeros llamado “los patios”, ahí se encuentra uno de los albergues de Samaritan’s Purse, una ONG Internacional cuyos fundamentos son de origen cristiano, que buscan dar aliento a estas familias que lo han perdido todo.

Wilfredo Yáñez, es uno de esos caminantes quien llegó con su familia compuesta por su esposa y dos niños de 2 y 4 años respectivamente, recibieron agua, kit de aseo personal, servicio de baño para ducharse, comida caliente y un examen médico para conocer su estado de salud y así proporcionarles medicamentos y vitaminas.

Ese es el día a día de este albergue, afirma Erick Hasly, representante para Colombia de Samaritan’s Purse, “lo que buscamos es dar un alivio en su dura jornada, pueden dormir bajo techo por una noche, recibir un mensaje de aliento, recordando que la ayuda es amor”.

Durante el 2019 se han atendido a más de 124.062 caminantes venezolanos, brindando de esta forma calidad de vida, al menos por una noche a estas familias.

Por su parte la Iglesia Católica también está ayudando a la población venezolana, desde hace 4 años se adelanta una labor evangelizadora por parte de 11 iglesias distribuidas por toda la ciudad de Cúcuta. Durante los últimos dos años se han entregado 2 millones de almuerzos y 1 millón 300 mil desayunos. De igual forma, ha logrado prestar el servicio de salud a través de un dispensario médico y asesoramiento jurídico sobre derechos de los refugiados. Todas estas ayudas, según el Obispo de Cúcuta, Víctor Manuel Ochoa, demuestran que la iglesia, a través de los fieles de la ciudad de Cúcuta y sus empresas, ha logrado saciar un poco las dificultades del pueblo venezolano.

De otro lado, la Iglesia Ortodoxa, hace lo suyo por medio del arzobispo Archimandrita Timoteo, quien va por los caminos hacia Pamplona en una camioneta, repartiendo comida y palabras de aliento a los caminantes, dándoles fuerza y fe para continuar con su recorrido.

A lo largo de estos testimonios del sector religioso, se evidencia la enorme necesidad de unir al sector con el Estado; para entre todos salir adelante, buscando soluciones para que los más vulnerables tengan una nueva oportunidad.

Para la Directora de Asuntos Religiosos, Lorena Ríos “Es una gran lección para Colombia ver lo que sucede en Cúcuta, cuando las iglesias se comunican y se distribuyen para ayudar a los más necesitados. Es un ejemplo para todo el país y cómo gobierno Nacional, se debe fomentar esa unidad para lograr un mejor futuro para todos, sin diferencias y con libertad religiosa”.

Autor: 
Sala de Prensa
OIPI

Añadir nuevo comentario